13 cosas que ver y hacer en Bosnia

Europa no solo consiste en la Torre Eiffel, el Coliseo y el Big Ben… el viejo continente es un enorme conjunto formado por los lugares más asombrosos, curiosos y famosos del mundo entero. Aunque hay zonas que permanecen escondidas a la gran mayoría de viajeros. En nuestra ruta por los Balcanes nos enamoramos de unos paisajes y de unos sabores que ni sabíamos tenían cabida en Europa!

Bosnia es un perfecto ejemplo, pocos son los que se acercan a descubrir este maravilloso país de contrastes, en el que Oriente se cruza con Occidente. Pero esos pocos serán recompensados con rincones que parecen anclados en el tiempo, con una gastronomía deliciosa y con una exuberante naturaleza. ¿Te apetece viajar a Bosnia, este pequeño gran país? Entonces apunta todo lo que hay que ver y hacer en Bosnia y Herzegovina:

Cruza el Puente de Mostar (Stari Most)

Mostar, Bosnia

El Puente de Mostar es uno de los lugares más tristemente famosos de los Balcanes, el 9 de noviembre de 1993 fue bombardeado y destrozado completamente convirtiéndose en el símbolo de una guerra tan absurda y cruenta.  El puente fue reconstruido años más tarde manteniendo su diseño original y hoy en día es el trampolín de muchos atrevidos que saltan al río Neretva por una propina. (Lee aquí si quieres saber más sobre la guerra de Bosnia).

Pero en Mostar hay mucho más que visitar, callejeando por el centro podrás toparte con una infinidad de tiendas artesanas, barecitos, restaurantes y marcas y cicatrices de una guerra atroz. Mostar tiene una atmósfera especial que lo inunda todo y sin duda es una parada imprescindible y que se gana el primer puesto en las cosas que ver en Bosnia.

Sshh!... This is a secret

Sign up to discover the "Next 🔥 Backpacker Destination" this 2024, discount travel deals and future secret travel guides.

Just so you know, we will be able to see if you open our emails to help us monitor the success of our marketing campaigns. You will find further details in our data protection notice.

Truco de insider: para disfrutar de las mejores vistas de la ciudad y del puente, sube al minarete de la Mezquita Koskin Mehmed Pasha, no te arrepentirás.

Date un baño en Kravice…

Las cascadas de Kravice son el lugar perfecto para disfrutar de un picnic o darse un buen chapuzón, eso sí, prepárate: ¡el agua está más fría de lo que parece! Las cascadas tienen una altura de unos 25-20 metros y su caída forma unas pozas naturales que podrás usar como “jacuzzis”… ¡todo un lujazo!

¿Sabías que? El nombre “Bosnia” viene de la palabra indo-europea “Bosana” que significa agua

… o en el mar Adriático

Pues sí, no muchos lo saben, pero Bosnia tiene mar. En realidad solo tiene un pueblo (Neum) que “roba” a la costa de Croacia un cachito de Mar Adriático… pequeño pero suficiente para disfrutar de un gran día en la playa!

Truco de insider: no dejes pasar la oportunidad de darte un festín en uno de los restaurantes del pueblo… pescadito fresco y buenas vistas, ¡una combinación ganadora!

Enamórate de Sarajevo

Sarajevo

Hay ciudades que saben cómo robarte un cachito de corazón, Sarajevo es una de ellas. Probablemente lo primero que te viene a la cabeza al oír ese nombre es alguna imagen de la guerra y del asedio vista por televisión cuando eras pequeño, pero basta pasar unas horas en la ciudad para descubrir que aquellos tristes días ya son parte del recuerdo: Sarajevo ha sabido resurgir de sus cenizas y hoy disfruta de un presente tranquilo y sencillo.

Pasa una tarde en Baščaršija, el antiguo barrio turco, lleno de tiendecitas, locales históricos, mezquitas y plazas donde tomar un té y un baklava, un pastelito de frutos secos delicioso. Ármate de valor y recorre los lugares de la Guerra: el Túnel de Sarajevo, la única vía de escape que tenían los habitantes de la ciudad durante la época de asedio, el Mercado Markale, donde una granada mató a más de 60 personas o el Ayuntamiento, Vijećnica, la antigua biblioteca de la ciudad que fue destrozada por bombas serbias y que se transformó en todo un símbolo del delirio de la Guerra. También te recomendamos perderte por las calles del centro y visitar sus iglesias, mezquitas, sinagogas y descubrir por qué la llaman la “Jerusalén de Europa”.

Lo mejor de lo mejor: subir a algún mirador cuando cae el sol y esperar a que los minaretes de las mezquitas cobren vida y la llamada al rezo de los muecines inunden la ciudad con su dulce melodía… ¡será un momento inolvidable!

Conoce el lugar donde comenzó la Primera Guerra Mundial

No todos saben que Sarajevo tuvo un lugar clave en el comienzo de la Primera Guerra Mundial: Franz Ferdinand, heredero al trono austro-húngaro, fue asesinado aquí, en el Puente Latino. Este fue el hecho que provocó la ocupación del Reino de Serbia ¡y el desencadenamiento de la Primera Guerra Mundial!

Pasa un día (como mínimo) en Bania Luka

La segunda ciudad más grande del país merece sin duda una visita: aquí no puedes perderte un paseo por las catedrales ortodoxas (como la de Cristo el Salvador), la fortaleza Kastel, la mezquita de Ferhat Pasha y la estación de tren, claro ejemplo arquitectónico de la época de la antigua Yugoslavia. Como comprobarás por aquí ya casi no pasan turistas, serás un bicho raro muy curioso para los locales y hacer amigos no será para nada difícil!

Conoce el lado más místico de Bosnia

Cuentan que hace unos 30 años en Medjugorje, unos lugareños se toparon con nada más y nada menos que la Virgen María, así que no es difícil entender porqué día tras día enormes grupos de peregrinos llegan aquí. Seas creyente o no, Medjugorje te pondrá los pelos de punta.

 

Come un Cevapi…

Cevapi, Bosnia

Ir a Bosnia y Herzegovina sin comer un cevapi sería como ir a Nápoles y no comer una pizza: ¡un absoluto sinsentido!  El cevapi, un plato de pan plano local, salchichas de carne picada especiada y cebolla, es un verdadero tesoro nacional y además muy barato, suele costar unos 2-3€.

Truco de insider: pídelo con Kamjak, una especie de salsa de queso cremosa, y con Ajvar, una salsa de pimientos rojos asados. ¿Y para beber?  Pide un vaso de yogur, al más puro estilo bosniaco! Repetirás seguro ?

… Y un Börek (o dos)

que hacer en bosnia: borek

Otra comida que debes probar sí o sí es el börek, una especie de tarta salada rellena de los ingredientes más variados (espinacas y queso, carne, patatas…).  Es una de las comidas más típicas de los Balcanes y suele gustar a todo el mundo, así que ya sabes ¡a ponerte las botas!

Visita la cascada de Jaice

Jaice es un pequeño pueblo medieval famoso por albergar en su centro una fortaleza y una impresionante cascada. Habla con los locales, son muy alegres y hospitalarios y asegúrate de que te recomienden algún que otro lugar secreto de la zona (o mejor aún, donde comer el cevapi más rico de la zona!).

Consejo: si te gusta la naturaleza acércate al Parque Plivsko Jezero, donde podrás pasear entre árboles, flores y unos molinos de agua hechos de madera la mar de bonitos.

Viaja en el tiempo en Pocitelj

que hacer en bosnia: POCITELJ

Pocitelj es un minúsculo pueblecito de origen otomano que seduce a todo el que lo visita. Es tan bonito que ha sido declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, así que no seas vago y sube hasta lo alto del fuerte: desde allí arriba las vistas del poblado y del río Neretva son alucinantes. ¡Para nosotros es de lo mejorcito que visitar en Bosnia!

Maravíllate en Blagaj

Blagaj, Bosnia

No muy lejos de Pocitelj se encuentra otro lugar lleno de encanto, se trata de Blagaj, donde se puede visitar un monasterio Derviche (Tekija) rodeado de las verdes aguas del río Buna y de montañas cársticas. Si te entra hambre puedes aprovechar y comer en uno de los pintorescos restaurantes a orillas del río mientras disfrutas del paisaje… ¡es una escapada que merece mucho la pena!

Siente la adrenalina

No todo son pueblecitos llenos de encanto… si lo que buscas es sentir como te sube la adrenalina que sepas que las opciones no faltan: puedes explorar la zona del Parque Nacional Una en mountain-bike, hacer alguna ruta de trekking en plena naturaleza o descender las aguas del río Una. Otra buena opción es visitar el Sutjeska National Park, lleno de bosques, cascadas, lagos y montañas.Y si te gusta la escalada apunta este nombre: Maglić Mountain que, con sus 2.386 metros, es el pico más alto de Bosnia.

¿Has visto? La “otra Europa”, la que no llena portadas de revistas y no es símbolo de típicas visitas, también existe. Visitar Bosnia y descubrirla solo depende de ti… ¡nosotros te lo recomendamos mucho! Seguro que hay más cosas que ver y hacer en Bosnia y Herzegovina ¿Conoces alguna?  Déjanos un comentario, ¡nos encantará leerte!

¡Llévate esta ruta en tu mapa

 

Si te ha gustado este artículo, puede que también te interese:

Croacia: 8 rincones que no debes perderte

Qué ver en Macedonia: Tradición, historia y cultura

5 razones para visitar Los Balcanes

Deja una respuesta

Get the App. QRGet the App.
Get the App. QR  Get the App.
Vuelve al inicio